¡LIBRES!

¡LIBRES!

¿Sabía usted que hay cinco cubanos presos en las cárceles de Estados Unidos por luchar contra el terrorismo? 
¡LO HEMOS CONSEGUIDO. LOS CINCO ESTAN LIBRES Y DE VUELTA EN CUBA. FELICIDADES, COMPAÑER@S!

Terrorismo contra Cuba

Cronología de las agresiones armadas perpetradas por EE.UU contra Cuba desde comienzos de la Revolución hasta el año 2000.

1959 - 1960 - 1961 - 1962 - 1963 - 1964 - 1965 - 1966 - 1967 - 1968 - 1969 - 1970 - 1971 - 1972 - 1973 - 1974 - 1975 - 1976 - 1977 - 1978 - 1979 - 1980 - Resumen 1975-1980 - Resumen 1990_2000

1964


2 de enero. Son secuestradas las embarcaciones Miguelito y Atalón, de la cooperativa pesquera de Jaruco, provincia de La Habana.

3 de enero. Es secuestrado el avión tipo PA-22, matrícula CUN-783. Son secuestrados por un guardacostas norteamericano cuatro pesqueros cubanos, cuyos 29 pescadores son retenidos en territorio yanqui por 18 días.

17 de enero. Los asaltantes del vivero Siboney, que asesinaron a su patrón, Juan Hernández Tul, son capturados.

2 de febrero. Barcos de la Marina de Guerra de Estados Unidos secuestran y conducen a la base naval de Cayo Hueso, cuatro pesqueros cubanos: los Lambda 8 y 33 y los Cárdenas 9 y 14. Sus 36 pescadores son encarcelados en la prisión del condado de Monroe y liberados sólo después que el Gobierno Revolucionario tomó medidas que obligó al Gobierno yanqui a ello.

En nota de ese día del ministro de Relaciones Exteriores doctor Raúl Roa García al Presidente del Consejo de Seguridad, se informa que en esa fecha cuatro pesqueros cubanos que efectuaban sus operaciones pacíficas en el llamado banco pesquero de la isla Dry-Tortuga, en aguas internacionales, zona que tradicionalmente ha sido utilizada por los pescadores cubanos, fueron abordados y secuestrados por fuerzas navales norteamericanas.

Un guardacostas de la Marina de Guerra de ese país, al sudeste de Dry-Tortuga, intimidó con su artillería a los barcos pesqueros, y les ordenó aproximarse a la costa y no moverse hasta pasadas seis horas, cuando se les darían nuevas instrucciones. La flotiIIa pesquera estaba situada fuera de las aguas jurisdiccionales, a cinco millas de la costa de Dry-Tortuga. El Gobierno cubano, para evitar cualquier fricción con las autoridades norteamericanas, había advertido el 9 de diciembre anterior sobre esa operación de pesca, por lo que "no se trataba de un acto inesperado, ni un apartamiento de costumbres establecidas de años y mucho menos de una provocación". La nota agregaba "Los barcos cubanos de pesca abordados, apresados, secuestrados y conducidos a la base naval de Key West, de Estados Unidos, con violación flagrante de la libertad de los mares y de los acuerdos internacionales sobre la materia, se hallaban realizando sus legítimas actividades en una zona que tradicionalmente ha sido visitada por nuestros pescadores. Acudieron a ese paraje, ubicado en aguas internacionales, con el propósito de aumentar la producción de alimentos para nuestro pueblo y cumpliendo una función específica del amplio plan de desarrollo económico de Cuba. Son embarcaciones completamente desarmadas, dotada sólo con equipos de pesca y tripuladas, en una gran proporción, por alumnos e instructores de pesca en viaje de aprendizaje.

"Dichas embarcaciones fueron detenidas a no menos de cinco millas del cayo más próximo."

13 de febrero. Se produjo el ataque, asalto y secuestro por una lancha artillada procedente de territorio norteamericano de dos embarcaciones tipo Sigma y resultaron heridos varios marinos cubanos.

1ro. de marzo. Se protesta al Gobierno de Estados Unidos por las embestidas del pesquero Joven Amalia por el barco de guerra de Estados Unidos Harold J. Ellison, al sur de la provincia de Oriente.

10 de marzo. Es secuestrada la embarcación El Diablo, de la cooperativa pesquera de Cojímar, provincia de La Habana.

20 de marzo. Es secuestrado un helicóptero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y asesinado su capitán, José Arcadio García. Las autoridades yanquis acogen al asesino y se niegan a su extradición.

11 de abril. Es secuestrada la embarcación Raúl, de la cooperativa pesquera "René Ramos Latour".

20 de abril. El State Departament reitera que los vuelos sobre Cuba se hacen "en sustitución de la inspección en el terreno con la cual estuvo de acuerdo la Unión Soviética pero que Fidel Castro rehusó permitir". Una semana después de esta nota, el primer ministro de la Unión Soviética, Nikita Kruschov, declara: "Ahora en Estados Unidos provocan un gran ruido en relación con la intrusión de aviones norteamericanos de reconocimiento en el espacio aéreo de Cuba, tratan de justificar alguna forma de base para tales vuelos y aun se refieren al hecho de que allí hay alguna especie de entendimiento entre la Unión Soviética y Estados Unidos en relación con esto. Eso, desde luego, es una malvada mentira." Apenas una semana después Estados Unidos admitía que, en la práctica, Kruschov estaba en lo cierto al decir que no existía ningún acuerdo entre Estados Unidos y la

Unión Soviética que estableciera la vigilancia aérea sobre Cuba; el vocero de la Casa Blanca, Mc Closkey, admitió que en ningún momento Kruschov estuvo de acuerdo con los sobrevuelos y, ese mismo día, el presidente Johnson dijo que "no estaba familiarizado con ningún acuerdo con Rusia que involucrase la aprobación soviética a los vuelos norteamericanos de reconocimiento sobre Cuba". Pero Johnson agregó algo insólito. "¿Que funcionario de este gobierno ha manifestado que existe un convenio de que no habrá vuelos de inspección?" Es decir, que el delincuente puede delinquir porque no se ha comprometido previamente a no perpetrar un delito.

En nota del Gobierno Revolucionario se dice que "El Gobierno Revolucionario de Cuba rechaza, en todos sus términos, la nota del Gobierno de

Estados Unidos de marzo 27 de 1964, en que ratifica, cínicamente, su propósito de proseguir los vuelos de espionaje sobre el territorio cubano", y agrega que "reafirma de manera categórica al Gobierno de Estados Unidos, que nunca ha aceptado ni puede aceptar que los aviones militares norteamericanos violen el espacio aéreo nacional". Al mismo tiempo, la nota responde a la del Gobierno de Estados Unidos de ese día 20 de abril, en que advierte que "cualquier interferencia por el Gobierno de Cuba de los vuelos de reconocimiento norteamericano sobre Cuba, crearía una situación altamente peligrosa". Señala la nota cubana que "esas declaraciones chantajistas y amenazantes no habrán de intimidar al pueblo de Cuba ni habrán de impedirle que defienda con dignidad y valor, la soberanía y sus derechos."

24 de abril. En carta del Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba a U Thant, secretario general de las Naciones Unidas, se denuncia las agresiones y violaciones de la ley internacional cometidas por el Gobierno de Estados Unidos contra Cuba, proceder "que conculca la Carta de las Naciones Unidas e infringe el Derecho Internacional. La nota hace una exposición sumaria de algunos de los ataques contra Cuba llevados a cabo durante el año 1963 y los primeros meses de 1964; y observa que apenas un mes después de clausuradas las negociaciones sobre la Crisis de Octubre (o sea, en enero de 1963), dos aviones militares de Estados Unidos abrieron fuego sobre una embarcación que transportaba azúcar en Cayo Francés, al noroeste del puerto cubano de Caibarién; cuatro días después, el 13 de febrero, se produjo el ataque, asalto y secuestro por una lancha artillada procedente de territorio norteamericano de dos embarcaciones tipo Sigma y resultaron heridos varios marinos cubanos; el primero de marzo se protestó al Gobierno de Estados Unidos por la embestida al pesquero cubano Joven Amalia por el buque de guerra norteamericano Harold J. Ellison al sur de la provincia de Oriente; en la noche del 25 de abril de 1963 un avión bimotor, procedente de Estados Unidos, voló a baja altura sobre la refinería de petróleo "Nico López", en la ciudad de La Habana, y arrojó una bomba de 100 libras y varios recipientes que contenían material inflamable; y, al día siguiente, en rueda de prensa en Washington, declaró el ciudadano norteamericano Alexander Burke que él y otros norteamericanos se encontraban a bordo del avión atacante".

Agrega la nota que el 17 de marzo a las 11:45 de la noche, una lancha artillada, de las que operan con base en Estados Unidos y Puerto Rico, disparó sobre el barco soviético Lgov que se hallaba atracado en el muelle Amé- zaga de Isabela de Sagua, provincia de Las Ví11as; la embarcación pirata disparó varias ráfagas de ametralladora calibre 30 y efectuó varios disparos de cañón de 30 mm, produciendo impactos en la chimenea y en uno de los ventiladores del buque; en la madrugada del 19 de mayo, una lancha pirata procedente del norte, abrió fuego de ametralladora en dirección a la desembocadura del río Tarará, a unos dieciséis kilómetros al este de la ciudad de La Habana; a las 9:10 de la mañana del 26 de mayo, un avión de la Marina de Guerra norteamericana, tipo P-5 anfibio, bimotor, de turbohélice, con matrícula 147-320, abrió fuego sobre Cayo Francés, al norte del puerto de Caibarién, en Las Villas.

Continúa diciendo que en la madrugada del 10 de junio un grupo de mercenarios guarnecidos en Estados Unidos, tripulantes de una lancha pirata artillada con ametralladoras y un cañón de 30 mm, procedente del territorio norteamericano, desembarcó en Cayo Blanco, a 15 kilómetros de la bahía de Cárdenas, provincia de Matanzas, y posteriormente atacó por sorpresa una patrulla de cuatro marineros que exploraba aquel sitio; asesinó a Jesús Fernández Ramírez, secuestró a Daniel Expósito Torres y y Celimerio Ramírez Jerez, y dejó abandonadas en ese lugar numerosas armas de fabricación norteamericana, explosivos, alimentos y diversos materiales de la misma procedencia. En la huida hacia territorio norteamericano se apoderaron del pesquero cubano Elvira y conminaron a sus tripulantes a llevarlos a Cayo Marathon, donde desembarcaron y se llevaron consigo a las personas secuestradas; el 19 de agosto a la 1:3 O de la madrugada, dos lanchas de desembarco procedentes de un buque madre, situado frente a la boca del estero de Santa Lucía, en la costa norte de la provincia de Pinar del Río, penetraron simultáneamente por dos esteros existentes en dicha zona hasta aproximarse a la planta de sulfometales situada en ese lugar, contra la que sorpresivamente abrieron fuego, empleando en el ataque ametralladoras calibre 30 y bazucas. que perforaron algunos tanques para petróleo y otros para ácido sulfúrico, así como unas tuberías para ácido de dicha planta.

A las 5:05 de la madrugada del día 15 de agosto una avioneta pirata hizo varios disparos sobre el batey del central Bolivia, en el municipio de Morón, provincia de Camagüey, y arrojó además dos bombas de 50 libras, una de las cuales hizo explasión; el 18 de agosto un avión de bombardeo sobrevoló el puerto de Casilda, provincia de Las Villas, y disparó varios cohetes sobre los depósitos con petróleo; en la noche del 4 de septiembre aparecieron dos aviones desconocidos volando sobre territorio de la provincia de Las Villas y al aproximarse a la base aérea de esa provincia la artillería antiaérea logró ahuyentarlos; alrededor de las cuatro de la madrugada del siguiente día, reaparecieron dos aviones bimotores de las mismas características que los anteriores, que también fueron ahuyentados, y en su huida, arrojaron objetos explosivos, uno de los cuales cayó en la ciudad de Santa Clara, en el hogar del maestro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, Fabric Aguilar Noriega, que murió instantáneamente, y resultaron heridos tres de sus cuatro pequeños hijos.

Aproximadamente a las 4:00 de la tarde del 8 de septiembre un avión pirata procedente del norte voló sobre el central Brasil, en la casta norte de Camagüey, y lanzó cinco bombas de 50 libras cada una, las que estallaron en las inmediaciones del central; por otra parte, entre las nueve y diez y media de la noche la artillería antiaérea de Santiago de Cuba, provincia de Oriente, abrió fuego en dos ocasiones contra dos objetivos que se aproximaban a la refinería ubicada en aquella ciudad; el propio día 8, alrededor de medianoche, las baterías antiaéreas de la ciudad de Santa Clara, provincia de Las Villas, abrieron fuego dos veces sobre objetivos aéreos que se aproximaban a la ciudad.

La nota añade que "son de conocimiento público las confesiones de numerosos agentes del Gobierno de Estados Unidos de América capturados por las autoridades cubanas en los momentos de cometer sus fechorías. Han revelado, con nombres y detalles, tipos de barcos y aviones y lugares de adiestramiento y embarque, los planes de agresión y las instrucciones recibidas (...) de las autoridades norteamericanas para sus ataques a Cuba"; y señala la nota que los aviones U-2 de la CIA han volado sobre el territorio de Cuba en 600 ocasiones hasta el 20 de abril de 1964 y aviones de otros tipos han violado nuestro espacio aérea en 44 ocasiones; además, "constantemente unidades aéreas y navales de Estados Unidos realizan actividades de espionaje en las cercanías de nuestras costas y son casi diarias las incursiones de aviones tipo P-2V) Neptuno, y de buques tipo AC Oxford, al norte de la provincia de La Habana.

Agrega la nota que "Por otra parte, son conocidas las frecuentes denuncias de nuestro Gobierno sobre los vuelos rasantes, de hostigamiento, de aviones militares norteamericanos sobre barcos de países que comercian con Cuba. Barcos piratas y unidades navales y aéreas norteamericanas desarrollan una intensa actividad alrededor de nuestro territorio en faenas condenadas por las leyes internacionales.

"Las provocaciones, violaciones y desafueros originados en la base naval norteamericana de Guantánamo, que suman 1181 desde octubre de 1962 hasta el 19 de abril del año en curso, han alcanzado, en los últimos días una frecuencia y una altanería insólitas, con propósitos que delatan un premeditado agravamiento de las tensiones internacionales."

La nota recuerda que Estados Unidos "ha adiestrado a saboteadores, e introducido armas y explosivos en Cuba para subvertir el orden socialista, destruir la propiedad del pueblo y cometer asesinatos"; agrega que "el Gobierno de Estados Unidos ha presionado incesantemente a los gobiernos de América Latina que mantienen relaciones diplomáticas con Cuba, para que las rompieran y abandonasen la defensa de los principios de no intervención y libre determinación, tan caros a todos los pueblos y, especialmente, a los de nuestro continente, víctimas seculares de los zarpazos del imperialismo yanqui"; a su vez, reitera que Estados Unidos "ha gestionado con sus aliados la interrupción de relaciones comerciales normales con el mercado cubano y establecido medidas discriminatorias contra el libre comercio marítimo".

13 de mayo. Es atacado con fuego de cañones y ametralladoras, desde un barco pirata tipo Rex, el central "Luis E. Carracedo" de Puerto Pilón, provincia de Oriente, y causa pérdidas de 70 000 sacos de azúcar.

9 de junio. Se producen disparos desde la base naval de Guantánamo contra las postas cubanas, que le causan heridas al soldado fronterizo José Ramírez Reyes.

10 de junio. Un grupo de mercenarios que tripulan una lancha pirata armada desembarcó en Cayo Blanco, a 15 km de la bahía de Cárdenas; atacaron una patrulla cubana de cuatro marineros: asesinan a Jesús Fernández Ramírez y secuestran a Daniel Expósito Torres y Calimerio Ramírez Jerez. Se apoderaron del pesquero Elvira y lo llevaron a Cayo Marathon.

Se emite una nota del Gobierno Revolucionario acerca de los disparos hechos por infantes de marina de la base naval de Guantánamo contra los centinelas cubanos, cuyo resultado fue que uno de los proyectiles "hirió gravemente en la pierna izquierda al soldado cubano José Ramírez Reyes".

13 de junio. Es hundido el pesquero cubano Armando Segundo a 12 kilómetros de Cayo Blanquizal, al norte de Isabela de Sagua, provincia de Las Villas, por el ametrallamiento que le hace una lancha pirata.

19 de iunio. Un avión pirata lanza bombas contra el central "Marcelo Salado", en Caibarién, provincia de Las Villas, y resulta derribado por la defensa antiaérea cubana.

29 de junio. Sustraídas las embarcaciones Julio Antonio Mella y Mar Bella, de la cooperativa pesquera del río Almendares.

15 de julio. Es asaltada por contrarrevolucionarios la embarcación Eva, de la cooperativa "Reinaldo Marrero", provincia de Las Villas.

19 de julio. Soldados norteamericanos de la base naval en Guantánamo asesinan al guardafronteras Ramón López Peña.

10 de agosto. Es objeto de un atentado terrorista por agentes de la CIA en Montreal, Canadá, el mercante cubano María Teresa.

24 de septiembre. Es atacado a 75 millas al norte de Maisí, extremo oriental de Cuba, el mercante español Sierra de Aránzazu que conducía juguetes para Cuba, y pierden la vida el capitán y dos tripulantes, en tanto que el casco del buque recibió 800 perforaciones de balas explosivas, bazucas y cañones.

3 de octubre. Es secuestrada la embarcación Cristina, de la cooperativa pesquera de Varadero, provincia de Matanzas.

9 de octubre. Es asaltada en alta mar la embarcación Hecta I de la cooperativa pesquera de Santa Lucía, y dejan abandonados a sus tripulantes en un pequeño bote de remos.

13 de octubre. Es secuestrado el avión Antonov-2, matrícula CUE-797.

11 de noviembre. Es asaltada por contrarrevolucionarios armados la embarcación Conchita I de la cooperativa pesquera de La Coloma, provincia de Pinar del Río.

16 de noviembre. Es secuestrado el avión Antonov-2, matrícula CUE-798

11 de diciembre. En su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el comandante Ernesto Che Guevara señala que "desde la base naval de Guantánamo continúa e] hostigamiento de nuestras fuerzas. Dicha base se ha convertido en guarida de malhechores y catapulta de introducción de éstos en nuestro territorio. Cansaríamos a esta Asamblea si hiciéramos un relato medianamente detallado de la multitud de provocaciones de todo tipo. Basta decir que el número de ellas, incluidos los primeros días de este mes de diciembre, alcanza la cifra de 1 323 solamente en 1964. La lista abarca provocaciones menores, como violación de la línea divisoria, lanzamiento de objetos desde el territorio controlado por los norteamericanos de ambos sexos; ofensas de palabras; otras de carácter más grave, como apuntando a nuestro territorio y ofensas a nuestra enseña nacional; provocaciones gravísimas son el cruce de la línea divisoria provocando incendios en instalaciones del lado cubano y disparo con fusiles, hechos repetidos 78 veces durante el año, con el saldo doloroso de la muerte del soldado Ramón López Peña de resultas de dos disparos efectuados por las postas norteamericanas, situadas a 3 y medio kilómetros de costa por el límite noroeste."

Aeronaves sustraídas del territorio cubano, llevadas a Estados Unidos y que no fueron devueltas:

Antonov AN-2, CUE-798; Piper PA-22, CUN-873.

(Tomado del libro Agresiones de Estados Unidos a Cuba revolucionaria. Anuario de 1984. Sociedad Cubana de Derecho Internacional. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1989)

Menú Principal
http://www.libertadparaloscinco.org.es