¡LIBRES!

¡LIBRES!

¿Sabía usted que hay cinco cubanos presos en las cárceles de Estados Unidos por luchar contra el terrorismo? 
¡LO HEMOS CONSEGUIDO. LOS CINCO ESTAN LIBRES Y DE VUELTA EN CUBA. FELICIDADES, COMPAÑER@S!
 

NOTICIAS

Diciembre_2007
Entrevista de Weinglass en The Guardian

'La sociedad norteamericana se ha vuelto más represiva'

Durante 40 años, Leonard Weinglass ha sido abogado de la defensa en algunos de los juicios más espectaculares de Estados Unidos, representando a los Ocho de Chicago, a los secuestradores de Patty Hearst y al hombre que ayudó a derrocar al Presidente Nixon. En esta ocasión le cuenta al periodista Duncan Campbell por qué el actual caso de los Cinco muestra cómo la política está desbaratando el sistema judicial de Estados Unidos.

Duncan Campbell
Miércoles, Enero 9, 2008
The Guardian

Este mes comenzarán a aparecer en ciudades norteamericanas una serie de vallas publicitarias informando a los transeúntes acerca de cinco prisioneros que cumplen condenas de hasta cadena perpetua en cárceles de Estados Unidos. Mientras los Cinco cubanos, como se les conocen, son héroes en su patria y en algunos lugares de América Latina, son virtualmente desconocidos en la tierra donde están encarcelados. Pronto ellos estarán de nuevo ante la corte y Leonard Weinglass, su abogado, cree que el caso debería ser tan famoso como cualquiera de los otros juicios políticos que han tenido lugar en Estados Unidos en las últimas cuatro décadas.

Weinglass debe saber por qué lo dice. De hecho, si usted quiere comprender la política norteamericana durante las últimas cuatro décadas, usted solamente debe estudiarse los casos en los que ha participado este abogado de hablar pausado y radicado en Nueva York, cuya tarea es tratar de liberarlos a ellos. Desde los Ocho de Chicago hasta Jane Fonda, de Angela Davis a los secuestradores de Patty Hearst, de Daniel Ellsberg a Amy carter, Weinglass ha representado a los acusados en muchos de los más espectaculares procesos judiciales.

Estuvo en Londres para reunirse con parlamentarios británicos e impulsar un mayor conocimiento del caso de los Cinco, una historia que ha mantenido un perfil muy bajo en Estados Unidos. Los cinco jóvenes cubanos, que se habían infiltrado dentro de los grupos anticastristas en Miami que preparaban sabotajes en Cuba, fueron encontrados culpables de delitos de espionaje en el 2001. Weinglass cree que fueron víctimas de una grave injusticia y que la corte judicial actúa como un barómetro de la salud política del país.

Fue el juicio a los Ocho de Chicago, los manifestantes contra la Guerra de Vietnam arrestados durante las protestas en la convención del Partido Demócrata en 1968, el que lanzó a Weinglass al primer plano legal. Entre los acusados se encontraban Abbie "Steal This Book" Hoffman; Tom Hayden, un activista político que posteriormente se convirtió en congresista demócrata; y Bobby Seale, que se apareció en la corte esposado y con su boca amordazada. El juicio es el tema de una próxima película de Steven Spielberg. Unos años después, Weinglas se encontró defendiendo a Daniel Ellsberg, el hombre, que en 1971, filtró a la prensa los documentos del Pentágono acerca de la historia secreta de la Guerra de Vietnam, que sirvieron de instrumento para el derrumbe del Presidente Nixon. Weinglas se ha mantenido en contacto con muchos de sus antiguos clientes.

"El verano pasado, Dan Ellsberg y Tom Hayden y yo estuvimos hablando en una comunidad al este de Vancouver, que fue fundada por un grupo de rusos cuyo viaje fue pagado por Tolstoi durante el período zarista porque habían depuesto las armas y las habían quemado en una hoguera ceremonial," cuenta Weinglass. "Durante la Guerra de Vietnam, ellos recibieron a los norteamericanos que se resistían a ir a la Guerra y todavía están ayudando a los que van ahora [soldados que se rehúsan a pelear en la guerra de Irak]."

Lo que deja perplejo a Weinglass es que su actual caso haya tenido tan escasa atención por parte de los medios norteamericanos. “Existe muy poca cobertura con la excepción de la prensa de izquierda y la Latina. Estuve en el show de Wolf Blitzer en CNN hace cerca de seis meses, y recibí después de eso muchas llamadas de personas que se sentían escandalizadas por haber oído del caso por primera vez. Esto es inexplicable. Aquí usted tiene el caso, el juicio más largo en Estados Unidos en el momento en que se realizó, con un almirante, un asesor del Presidente, generales cubanos, todos testificando en un juicio criminal que cubría la historia de cuarenta años de las relaciones Estados Unidos – Cuba, y no tuvo ninguna cobertura de prensa."

WEinglass establece un paralelo entre el caso cubano y el de Ellsberg. "En el caso de Dan, la corte tenía que examinar 40 años de historia entre Estados Unidos y Vietnam, así que ambos casos son producto de errores de la política exterior y respondes a estos errores, lo cual es algo raro en los procesos en la corte. La mayoría de los casos son bidimensionales – ¿qué pasó?, ¿quién lo hizo? En estos casos usted va a una tercera dimensión - ¿por qué? Esto, le da el contenido politico.”

El juicio había comenzado pisándole los talones al caso de Elián González, el niño huérfano que fue finalmente devuelto a su padre en Cuba. “Habían allí 100 000 personas en la calle protestando contra el regreso de Elián aproximadamente tres meses antes de que comenzara el juicio. Existía gran miedo e intimidación en Miami . Algunos de los que fueron llamados a actuar como jurados dijeron que ellos pensaban que podían ser justos, pero que temían por sus familias si llegaban a un veredicto que fuera inaceptable para la comunidad de exiliados cubanos. Un banquero dijo que sentía que podía perder su negocio. Al presidente del jurado se le preguntó acerca de Cuba y dijo que era “una dictadura comunista y yo estaré complacido cuando sea derrocada.”

Weinglass preparó los documentos del juicio de Ángela Davis, la luchadora negra, cuando enfrentó juicio por asesinato en 1972. Ella, a diferencia de los cubanos, fue absuelta. “El caso de Ángela involucraba a una mujer negra, miembro del Partido Comunista, juzgada por el asesinato de un juez en una comunidad rural de California, frente a un jurado blanco. Ella fue defendida por excelentes abogados afro-norteamericanos y se tomó la correcta decisión de que su equipo de defensa estuviera formado completamente por afro-norteamericanos, pero yo escribí los documentos del juicio. El asunto era: ¿podía ella ser absuelta sin testificar? Ellos temían que si ella testificaba la fiscalía podría obtener información acerca de sus asociaciones políticas que ella no revelaría públicamente. Así que ella tuvo que correr el riesgo de una cadena perpetua para poder mantener en privado sus asociaciones políticas. Ella se impuso, creo, principalmente debido a que el mundo entero estaba observando.

“En el caso de los Cinco, hubo demostraciones frente al tribunal, personas pidiendo el linchamiento de los cinco, comentarios editoriales en la prensa local diciendo que ese era el primer paso para atrapar a Fidel Castro e insistiendo en hacerle un proceso a Castro para atacar a Cuba de la forma que hicieron con el caso Noriega. El ambiente era más hostil en el caso de los Cinco. En mi opinión, Ángela fue salvada por una red de apoyo internacional y nacional que los Cinco no tuvieron.”

Así que ¿qué ha cambiado en las décadas desde que los Ocho de Chicago, Ellserg y Davis fueran absueltos? “La sociedad norteamericana se ha vuelto más represiva y el sistema refleja esto. La Asamblea General de Naciones Unidas consideró la prohibición de la cadena perpetua para los menores de 18 años – y la votación fue de 185 a favor de la prohibición y un único voto en contra: Estados Unidos. Esto es porque nosotros tenemos 2 300 jóvenes cumpliendo de por vida, incluyendo algunos de 13 años de edad. Esto no genera ninguna discusión en Estados Unidos. En los años 60, una cadena perpetua podía significar que después de 24 años usted podía ser elegido para la libertad condicional y ser puesto en libertad después de cumplir 34 años. Bajo la administración Clinton se abolió la libertad condicional. Si usted es condenado a cadena perpetua, usted estará en la cárcel hasta que muera.

“Cuando yo argumenté la apelación de los Ocho de Chicago, la corte reservó dos días para la argumentación; cuando argumentamos en caso de los Cinco, a los cinco abogados nos dieron un total de 15 minutos, así que yo tuve tres minutos para argumentar la cadena perpetua de mi cliente. Esto se le atribuye a la eficiencia judicial, la que, por supuesto, reduce los derechos del acusado. Así el sistema opera más rápido y de forma más represiva, y no existe ninguna intención de tratar esto en ninguno de los dos partidos políticos. Ahora tenemos a distinguidos profesores liberales, como Alan Dershowitz de Harvard, hacienda un llamado a los tribunales para que expidan licencias para la tortura y a un Fiscal General que se niega a reconocer que el “submarino” (ahogo simulado) es una forma de tortura. En Estados Unidos ni siquiera puede existir un fuerte debate sobre un tema tan fundamental como la tortura.”

¿Por qué ese cambio? “Creo que esta es una reacción a los años 60, una era que la mayoría de las personas consideraban demasiado permisiva, y que fue seguida por un gran incremento del crimen, que fue seguido por una reacción vengativa, la que todavía estamos sufriendo. En los 60 habían 700 000 personas en prisión y 600 en el corredor de la muerte. Ahora hay 2 millones en prisión y 3200 en el corredor de la muerte.” Weinglass también cree que los veredictos reflejan los estados de ánimo de opinión pública. “Los Ocho de Chicago tenían razón en los temas relacionados con la guerra y el racismo. Dan Ellsberg tenía razón en relación con la guerra de Vietnam. Ángela era evidentemente inocente y fue juzgada en plena época de la lucha por los derechos civiles de los negros en Estados Unidos.”

Uno de los casos más conocidos de Weinglass fue el de Emily y Bill Harris por el secuestro de Patty Hearst en 1974. Ellos fueron condenados, pero Weinglass considera que ellos tuvieron un juicio justo. “Fue un secuestro sensacional. Se pagó el rescate más grande de todos los tiempos y su padre tuvo que entregar varios millones de dólares en comida para los pobres.” Increíblemente los Harris estaban libres al cabo de una década. ¿Cómo fue posible? “Déjeme decir solamente que ellos se beneficiaron de la influencia de la familia Hearst, quienes no quisieron que su hija testificara.”


La biografía de Weinglass que aparece en Wikipedia ha sido escrita aparentemente por un derechista maligno. La misma sugiere, falsamente, que fue asesor del gobierno de Hanoi. “Creo que eso es para reírse,” dice. “No puedo imaginarme a alguien creyendo en eso como en una fuente segura.” Weinglass sí defendió a Jane Fonda después que ella fue a Hanoi y trasmitió para los pilotos norteamericanos que estaban bombardeando la ciudad, pidiéndoles que consideraran las consecuencias de lo que estaban haciendo. Hubo un llamado para acusarla de traición y el Comité de Actividades Anti-norteamericanas de la Cámara de Representantes le ordenó testificar. “Me senté con un grupo de abogados que pensaban que debíamos entablar una demanda para anular esa acción, pero después de hablar con Jane decidimos tomar una camino totalmente diferente: ella agradecería públicamente al comité por la citación y diría que estaba dispuesta a testificar. La estrategia fue la correcta. El comité se reunió y retiró la citación. Ellos le cogieron miedo a tener a jane allí. Nunca la acusaron.”

Otro cliente fue Amy Carter, la hija del ex presidente, quien fue arrestada en 1987 junto a otros 15 estudiantes por ocupar un edificio de la Universidad que estaba siendo utilizado por la CIA para reclutar jóvenes durante la guerra contra los Sandinistas en Nicaragua. Los estudiantes fueron acusados de entrada ilegal. “Nosotros usamos la defensa de justificación y necesidad que dice, “Sí, yo cometí un delito, pero el mismo debe ser perdonado porque lo hice para evitar un mal mayor.” Un jurado conservador en Massachusetts los absolvió, lo cual fue una maravillosa victoria.”

Weinglass actualmente está también llevando el caso de Kurt Stand y su esposa, Theresa Squillacote, que fueron hechos prisioneros hace una década por intento de espionaje (para la antigua Alemania del Este) y obtención de información de defensa nacional “para ser usada para dañar a los Estados Unidos.” El FBI colocó micrófonos en todas las habitaciones de la casa de los Stand y utilizó lo que ellos escucharon para dárselo a un psicólogo que entrenaría a un agente encubierto para penetrar a la familia. “Es tremenda historia,” cuenta Weinglass. “la mayoría de los norteamericanos no creería que el FBI grabara conversaciones de alcoba y se las diera a un psicólogo para que entrenara a un agente encubierto para que traicionara a una familia.”

Cada caso tiene su “sufrimiento y su satisfacción”. Con ahora 74 años, él no ve razón para detenerse. “La típica llamada que yo recibo es la que comienza diciendo, “Usted es el quinto abogado al que hemos llamado”. Entonces, yo me siento interesado por el caso.”

La historia de los Cinco

Tres de los Cinco están cumpliendo cadena perpetua, los otros dos 19 y 15 años, después de haber sido hallados culpables en un tribunal federal de Miami el 8 de junio de 2001. Ellos son Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González. Todos fueron acusados de [conspiración] para cometer espionaje. Su defensa fue que estaban infiltrando y monitoreando los grupos anticastristas radicados en Miami para evitar ataques terroristas en Cuba. Estas organizaciones han preparado varios ataques a la isla durante años, como resultado de los cuales han muerto más de 3000 personas.

El juicio, que duró siete meses, comenzó en noviembre del 2000 en una atmósfera hostil, pero las mociones para cambio de sede fueron denegadas. En el 2005, un panel de tres jueces de la corte de apelaciones desestimó las condenas y ordenó la celebración de un nuevo juicio fuera de Miami. Esta decisión fue revertida por el panel de 12 jueces. Nueve temas están todavía en apelación ante el panel de 3 jueces y se espera una decisión dentro de poco tiempo.


Volver

 
http://www.libertadparaloscinco.org.es