¡LIBRES!

¡LIBRES!

¿Sabía usted que hay cinco cubanos presos en las cárceles de Estados Unidos por luchar contra el terrorismo? 
¡LO HEMOS CONSEGUIDO. LOS CINCO ESTAN LIBRES Y DE VUELTA EN CUBA. FELICIDADES, COMPAÑER@S!
 

NOTICIAS

Febrero_2007
DEUDA

RED INFORMATIVA VIRTIN

René González es uno de los cinco Ulises cubanos que desde hace diez años desoyen el canto de sirenas del gobierno norteamericano.  Ofertas de los fiscales, amenazas, vejaciones, castigos psicofísicos en el “hueco”, ninguno de estos elementos de tortura logró desanimarlos y hoy nos dicen “nacimos para vencer y no para ser vencidos.

René “robó” un avión cubano y “huyó” a Miami siendo aplaudido a rabiar por la derecha cubanoamericana, la CNN y los “comunicadores” argentinos a sueldo de los primeros.

Su familia, sus amigos, sus compatriotas y muchos de nosotros nos sentimos indignados, dolidos y avergonzados por su acción, que ofendía la historia pasada y presente de su país.

Su madre no fue la excepción, imagínenla.  El primer retoño del amor había traicionado a la Revolución. ¡Cuánto dolor!

Pocos años después esa dolida mujer fallecía, sin saber la verdad que admiró a quienes tenemos la suerte de enterarnos de todo lo que la prensa capitalista oculta.

Su René no era traidor, era un gran patriota que informaba desde Miami a Fidel de los planes terroristas que las agrupaciones fascistas de la derecha cubanoamericana planeaban aplicar en Cuba.

Su compañero Ramón, desde una celda de castigo (el hueco) en la prisión de Miami, Florida, EEUU escribió “Deuda” un poema que salda la deuda que tenía con su madre y con millones de mujeres dignas en el mundo la ha saldado así…. Lean:

Deuda

 

Madrecita querida,

Hoy quisiera saldar

Mi última deuda contigo,

Pues en el dolor de tu partida

No pude decirte

Quién era realmente tu hijo.

 

Que soy el primero de todos,

El más tierno,

Eso tu lo sabías,

Pues estaba en tu alma y en tu destino.

 

Pero en el porte de tu mirada dulce,

En tus silenciosas palabras, sin decirlo,

Reprochabas mis ausencias duras,

Mis viajes al profundo abismo,

La falta de mis manos en caricia

De tus cabellos de lirios,

Mi no presencia en tu cama de enferma,

Y la ternura de tu rostro junto al mío.

 

¿Por qué ocurriría?

¿Por qué, hijito mío?

Eran tus preguntas sin hacerlas,

Cuando aún no habías partido,

Y hoy que ya puedo hablar y contarte,

Quiero saldar mi última deuda contigo.

 

Madre, sucede que yo me debía

A esa dueña primera

De todos los cubanos dignos,

A mi patria, a mi bandera,

Para defender la vida

Y la felicidad de sus hijos.

A ella dediqué mi entrega,

Mis ausencias,

Y todos tus sacrificios.

 

Por su honor fue mi silencio,

Y mi deuda sin saldar, aún incluso contigo.

Si hoy estuvieras,

Verías en mi pueblo,

Y en la sonrisa de sus hijos,

El porqué de mi mismo,

Del silencio necesario de un hombre

Cuando cumple con amor al destino.

 

Hoy soy feliz al verte

Repetida en mil madres y banderas,

Y sé que donde te encuentres

Contemplarás satisfecha,

Y una sonrisa tierna nacerá en tus dulces labios;

Mil rosas florecerán en tu alameda,

Por el orgullo de conocer, finalmente,

Quién era tu hijo en realidad.

 

Así saldaría yo contigo,

Esta, mi última deuda.

Adiós mamá.

 

Julio de 2001

F.D.C.  Miami  Florida

(En el hueco) *

 

* hueco – lugar de castigo extremo dentro de las prisiones de alta seguridad .

El doctor argentino Alberto Granado, compañero de viaje de Ernesto Guevara por América quiso, tras leer este poema dedicar un mensaje a los Cinco Héroes:

A los cinco héroes, fieles representantes del Hombre Nuevo,

valientes como el Che.  ¡ Hasta la victoria siempre . !

                                          Alberto Granado   27 Enero 2008

El poema forma parte de varios que Ramón ha escrito y fueron publicados con el nombre de “Gaviotas Blancas” por Ediciones Holguín en Cuba .

promotoraliteraria@baibrama.cult.cu

Volver

 
http://www.libertadparaloscinco.org.es