¡LIBRES!

¡LIBRES!

¿Sabía usted que hay cinco cubanos presos en las cárceles de Estados Unidos por luchar contra el terrorismo? 
¡LO HEMOS CONSEGUIDO. LOS CINCO ESTAN LIBRES Y DE VUELTA EN CUBA. FELICIDADES, COMPAÑER@S!
 

NOTICIAS

Julio_2009
En homenaje a Pablo Kilberg

Ha muerto un revolucionario, un luchador incansable por la libertad de los 5 cubanos prisioneros en Estados Unidos. Se enfrentó como un hombre valiente, no sólo a la burguesía, a los que en su Patria llevaron a su pueblo al luto y al dolor, si no a la cruel enfermedad que nos lo fue llevando de a poco…

Terco, valiente, iracundo ante todo lo que considerara que le dejaba al imperialismo “tantico as픠 con aquella frase del Che que tanto gustara a Pablito repetir…

Mucho aprendí de él: muchas veces me haló las orejas y muchas veces peleamos como dos carneros testarudos, enredándose nuestros cuernos, para terminar abrazados porque luchábamos en la misma trinchera…

Luchó por su Patria, acompañó a las madres de Plaza de mayo, alzó su voz en marchas y escraches, lucho también en esta batalla de ideas que hoy se libra en Internet, como moderno Quijote, con su adarga al brazo… y finalmente, cuando vio mermadas sus fuerzas, puso todo su empeño en una noble causa: la libertad de cinco cubanos prisioneros en Estados Unidos.

Amó a Cuba -no sólo por el amor inmenso hacia una cubana que lo acompañó hasta la muerte y fue su inspiración y su alegría- si no por lo que representó y representa  Cuba para los pueblos de Nuestramérica…

No perdió nunca la fe en la liberación de los Cinco: en su último mensaje llegado a mi buzón, aquél en que rejuvenecido y feliz anunciaba el arribo de su amada, nos decía:

*“Nos seguiremos encontrando a la vuelta de cada esquina luchando por torcerle el brazo al  imperialismo y hacer que MÁS TEMPRANO QUE TARDE tengamos de regreso a Ramón, René, Fernando, Gerando y Toni caminando libres, por las calles de la PATRIA, ORGULLOSO DE SER PARTE DE ESE PUEBLO HEROICO, VENCEDOR DE MIL Y UN BATALLLAS, SIN CONTAR LAS QUE VENDRÁN…*

*Nos seguiremos encontrando, allí donde el amor se junta con la poesía y con la lucha para producir este “milagro” (que no es tal) de la solidaridad internacional”*.

Su voz y su empeño cada jueves se juntaban a otra grande, Marta Speroni, para llevar a los argentinos informaciones sobre los 5 y sobre Cuba… y allí estuvo mientras sus fuerzas lo acompañaron!!

Es y será siempre para mi un símbolo: el de un hombre al que ni el afecto ni la amistad más sincera, lo hacía ceder en sus principios, en sus convicciones, en sus principios.. No perdemos un hombre en la batalla: ganamos un paradigma a imitar.

Por ti, Pablo Kilberg, ahora nos debemos ser cada día mejores revolucionarios.

En su mensaje anunciándonos la muerte de Pablo, nos decía Mariví la frase que da título a este pequeño homenaje y continuaba: “vives en cada uno de nosotros, no te defraudaremos. Y terminaba con esta frase que también hacemos nuestra:

“Cualquier día de estos te damos la sorpresa de que nuestros cinco muchachos están de vuelta a su tierra: ¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!”

Quiero terminar este pequeño, este modesto homenaje a un gran amigo, con una canción que le dediqué en su última estancia en La Habana… un motivo más para no olvidarlo nunca: te agradezco, mi Pablito, “las alas prestadas y el modo de amar”

¡¡Hasta siempre, compañero: mientras nos dure el amor, no cambies jamás!!

  *Ay, Corazón: Teresa Parodi*

¡Ay! Corazón qué me has hecho
Siempre volando tan lejos
Siempre a pesar de lo incierto
Insistiendo en volar
Sé que la palabra nunca
Nunca detuvo ese vuelo
Ni apaciguó tus desvelos
Por la libertad

¡ay! Corazón compañero
Terco latiendo en mi pecho
Yo te conozco y te siento
Volviendo a empezar
En la mitad del camino
Sigues pecando atrevido
Y ese pecado mi amigo
Es siempre mortal

Los dos sabemos que el tiempo ha pasado
Que a mí me quedan los sueños soñados
Que a vos te quedan los versos que escribo
Por verte volar
No me arrepiento de haberte escuchado
Ni de dejarte vivir desbocado
Y te agradezco las alas prestadas
Y el modo de amar

¡ay! El amor tan sincero
Cómo influyó en ese vuelo
Cómo a pesar de ser bueno
Te hirió sin piedad
Sé que no buscas olvidos
Ni aunque los sueños perdidos
Más de una vez te han pedido
Intenta olvidar

No me arrepiento de haberte escuchado
Ni de dejarte vivir desbocado
Y te agradezco las alas prestadas
Y el modo de amar
Los dos sabemos lo que hemos perdido
Los dos sabemos lo que hemos ganado

Mientras nos dure la vida te pido
No cambies jamás

*Ay, Corazon: Teresa Parodi*

http://www.youtube.com/watch?v=rF2gATJFGvQ

Lic. Rosa Cristina Báez Valdes
"La Polilla Cubana"

Volver

 
http://www.libertadparaloscinco.org.es