¡LIBRES!

¡LIBRES!

¿Sabía usted que hay cinco cubanos presos en las cárceles de Estados Unidos por luchar contra el terrorismo? 
¡LO HEMOS CONSEGUIDO. LOS CINCO ESTAN LIBRES Y DE VUELTA EN CUBA. FELICIDADES, COMPAÑER@S!
 

NOTICIAS

Agosto_2010
COMITÉ DE MADRID POR LA LIBERACION DE LOS CINCO CUBANOS PRESOS EN EE.UU DENUNCIA SITUACION DE GERARDO HERNANDEZ

EL MUNDO AL REVÉS

Una vez más el gobierno de la nación más poderosa de la tierra nos vuelve a mostrar su siniestro rostro, encerrando en el hueco a Gerardo Hernández Nordelo, uno de los Cinco cubanos presos en EE.UU. por luchar contra el terrorismo. Sin venir a cuento, el pasado 21 de julio el FBI ordenó a la dirección de la cárcel este nuevo atropello. ¡Que casualidad!, Gerardo en estos momentos debería estar preparando, junto a sus abogados, su recurso de apelación por el Habeas Corpus presentado en el mes de junio. Y no es la primera vez, es la tercera vez que cuando tiene que preparar una apelación, se encuentra en condiciones de aislamiento.

Como diría el escritor uruguayo, Eduardo Galeano, esto es el mundo al revés. Mientras que el gobierno cubano muestra su generosidad liberando a los que sí son culpables de alta traición, el gobierno de Estados Unidos vuelve a demostrar su mezquindad y ansias de venganza contra estos hombres íntegros y defensores de su país y su Revolución. No ha importado lo más mínimo el débil estado de salud de Gerardo para encerrarlo en una celda de castigo, en condiciones particularmente duras, sin haber hecho absolutamente nada. No han tenido suficiente con los doce años de encierro en condiciones de extrema crueldad que han ido minando su salud poco a poco. En estos momentos debería estar hospitalizado y no en ese horrible espacio infrahumano de dos metros por uno, sin ventanas y, donde ni siquiera podrá tener contacto con el médico de la prisión para, al menos, recibir un tratamiento adecuado a su enfermedad. Pero de esto nadie dice nada. Si un caso así llega a pasar en Cuba, la que se arma hubiera sido tremenda. En cambio a estos traidores a su Patria que tenemos por aquí, a pesar de las mentiras que se cuentan, siempre se les ha atendido debidamente por parte de las autoridades cubanas.

A lo largo de todo el proceso contra los cinco antiterroristas cubanos, el gobierno norteamericano ha empleado procedimientos semejantes para obstaculizar su defensa y obstruir la justicia. En vísperas de cada decisión importante han sido aislados para impedir la comunicación con sus abogados. Ahora se repite la historia. Es más de lo mismo. No les basta con haber condenado a cinco inocentes a penas insólitas y desmesuradas que nada tienen que ver con la equidad y el derecho, sino más bien con la venganza y la tortura, y para colmo cuando les parece los castigan impunemente. EE.UU. ha cometido contra estos cinco cubanos inocentes una tremenda injusticia, pues tiene sobrada evidencia de que el único delito de los Cinco es haber luchado contra el terrorismo. Pero parece ser que el sufrimiento de estos inocentes no le interesa lo más mínimo.

En cambio, los 52 cubanos encontrados culpables de alta traición con contundentes pruebas de estar a las órdenes y en la nómina de un gobierno extranjero y hostil, como es el norteamericano, sí interesan al gobierno español, como a tantos otros, así como a la prensa de casi todos los países del mundo que los acoge como si fueran héroes, cuando en todos los Códigos penales de cualquier país lo que han hecho es calificado como delito de Alta Traición y se paga con bastantes años de cárcel, incluido en el Estado Español, que tanta protección les brinda.

En el caso de Gerardo, René, Antonio, Ramón y Fernando, ni siquiera se ha oído el clamor por su libertad de los diez Premios Nobel, los cientos de juristas, miembros de Parlamentos y centenares de Asociaciones de todo el mundo que han pedido a la Corte Suprema revisar el caso. Hasta la ONU condenó el juicio argumentando que la Corte de Miami no había tenido la objetividad ni la imparcialidad que se requiere para un juicio justo. Ni tampoco se ha tomado en cuenta que incluso Amnistía Internacional acusó al gobierno de EE.UU. de conculcar los más elementales derechos humanos, por negarse a conceder las visas a Olga y Adriana, esposas de René y Gerardo. Sistemáticamente se sigue prohibiendo a Gerardo recibir la visita de su esposa a lo largo de estos 12 años.

Desde estas páginas hacemos responsable al gobierno norteamericano de lo que pueda sucederle a Gerardo Hernández. Gerardo no debería estar ni siquiera preso, debería estar libre, junto a sus cuatro compañeros, porque lo único que han hecho ha sido luchar por un mundo mejor, más justo, en paz y sin ataques terroristas contra su país: Cuba.

COMITÉ DE MADRID POR LA LIBERACION DE LOS CINCO CUBANOS PRESOS EN EE.UU

Volver

 
http://www.libertadparaloscinco.org.es