¡LIBRES!

¡LIBRES!

¿Sabía usted que hay cinco cubanos presos en las cárceles de Estados Unidos por luchar contra el terrorismo? 
¡LO HEMOS CONSEGUIDO. LOS CINCO ESTAN LIBRES Y DE VUELTA EN CUBA. FELICIDADES, COMPAÑER@S!
 

NOTICIAS

Diciembre_2010
Paco Bernal Gil: el ángel de los Cinco

Por Marlen Caboverde

“Son cosas chiquitas. No acaban con la pobreza, no nos sacan del subdesarrollo… Pero quizá desencadenen la alegría de hacer, y la traduzcan en actos. Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable”.
Eduardo Galeano

“Un día supe, no sé ni cómo, de la existencia de Paco, y me golpeó tanta sensibilidad en medio de la vorágine de un mundo enfrentado a guerras constantes”. Gracias a esa confesión de la amiga y periodista Rosa Cristina Báez Valdés (La Polilla cubana) me aproximé por primera vez a Paco Bernal Gil, un artista español discapacitado que dedica su arte a los Cinco antiterroristas cubanos encarcelados injustamente en los Estados Unidos.

Paco Bernal Gil nació en Marina Alta, Alicante, en España en 1963 y desde pequeño todos tuvieron la certeza de que se trataba de un chico especial por su modo de descubrir el mundo y la vida, y por sus habilidades para combinar líneas, colores, texturas.

Por su hermana Rosa pude saber que su obra fue seleccionada en 11 certámenes de pintura en España, sin que el jurado supiera su condición de Trisomía Cromosómica (Síndrome de Down). También supe que Paco comenzó a pintar como ejercicio terapéutico, pero su extraordinaria capacidad con los pinceles llevó a la familia a vincularlo al curso de artes plásticas experimentales "Antonio Vives", dirigido por el artista Josep Ginestar, desde 1996 hasta el 2003. Así fue como en el año 2000 obtuvo el Primer Premio en el certamen de pintura y artes plásticas para discapacitados de la diputación de Alicante y de ese modo sus obras viajaron después por Extremadura, Aragón, Madrid, Castilla, la Mancha, Suiza.

Asombro, admiración han causado las pinturas de Paco en el mundo, pero ha sido en Cuba, estoy segura, donde más se aman sus dibujos. Y no podría ser de otra forma, porque desde que viajó a la Isla en el 2004 se enamoró de la causa de los Cinco y transformó a Antonio, Gerardo, Fernando, Ramón y René en amigos y motivo de especial inspiración, según ha confesado en varias ocasiones:

“Me gusta pintar de todo, árboles, perros, elefantes. Pinto en Vergel, Valencia, que es donde tengo mi estudio. Soy graduado de un curso de artes plásticas experimentales para adultos y trabajo el monotipo con acrílico y pigmentos, pero he utilizado todas las técnicas. Prefiero el ‘aguandorrio’, que me he inventado yo mismo y que es un acrílico muy aguado… Al papel le tiro agua y luego la recojo con una fregona. Me gusta Cuba; por eso he venido a exponer acá mis ‘balconadas’, que dedico a los Cinco Héroes, porque quiero que salgan de la cárcel”.

Si le preguntas a René, por ejemplo, acerca de Paco, diría de inmediato que se trata de un ángel. Ambos intercambian correspondencia en las que el luchador cubano le ha escrito frases como estas:

“Me pregunto a veces qué circunstancias te habrán llevado a dedicar tu precioso tiempo a nuestra causa, saliéndote quizá de tu mundo seguro de pinceles y colores para venir al rescate de estos cinco patriotas cubanos con tu mejor arma: la pintura. Es probable que la respuesta esté precisamente ahí, en los dibujos mismos”.

“La sensibilidad y el clamor que ellos desbordan no caben en un estudio de arte, y esos trazos de hombre bueno y generoso no podrían estar destinados a perderse en el estrecho mundo del placer visual sin que su mensaje levantara el vuelo a favor de una causa noble. Que hayas escogido la nuestra nos llena de orgullo, y nos colma de alegría el haber ganado, en esta lucha común, a un hermano como tú”.

Gerardo Hernández Nordelo también recibe los dibujos y las postales de Paco en la prisión de Victorville donde padece la injusta condena de dos cadenas perpetuas más 15 años de privación de libertad. Para él ese artista español es por sobre todas las cosas, un gran amigo:

“Recuerdo que en una de las tarjetas que recibí con el arte de Paco él me escribió una nota, con su característica picardía, preguntándome si me gustaban las chicas que pinta. Le respondí que -con el perdón de los expertos- para mí sus chicas son más hermosas que las majas de Goya. Porque para los Cinco, Paco es más que un pintor, es más que un amigo, más que un hermano. Paco es un símbolo”.

El secreto de la obra de Paco Bernal está en su finalidad: mejorar la vida, llamar a la virtud y ayudar a los hombres, como bien afirma su hermana Rosa:

“Paco no sigue modas ni tendencias, es fiel a su mundo y su espontaneidad. Otra característica de su obra, es que no está pensada en lo mercantil, más bien es su forma de hablar, de contarnos cómo ve el mundo. Su pintura es el arma con el que se defiende ante el hacha del mal que intenta acabar con el amor y la esperanza.”

Es un propósito muy noble que transforma las pinturas de Paco en armas de amor, según él mismo confesó: “Porque mis pistolas son los pinceles, que no matan a la gente; por eso yo lucho con mi pintura para que liberen a mis amigos que se llaman René, Ramón, Fernando, Antonio y Gerardo”.



En el VI Coloquio Internacional por la libertad de los Cinco y contra el terrorismo fue presentado a los más de 300 delegados el nuevo Calendario creado por Paco Por la Libertad de los Cinco: 2011 Volverán.

Se trata de otro regalo de este amigo español quien a pesar de su delicada salud regala al mundo esta obra que consiste en postales de las cuatro estaciones del año en las que destella el reclamo por la Libertad de los Cinco, la defensa de la Revolución cubana, el significado de la amistad y el amor.

Actualmente, Paco y su hermana Rosa escriben cuentos en los que los protagonistas son, en la mayor parte de los casos, Gerardo Y Adriana. No obstante, pintar es la principal obsesión del artista alicantino que continúa recreando paisajes y ciudades donde el color sugiere, invita, seduce, toca el pensamiento y la sensibilidad.

Cuando haya de escribirse la historia de la solidaridad con los cinco cubanos encarcelados en el Imperio habrá que recurrir necesariamente a la obra de Paco Bernal Gil, suerte de duende, poeta, hechicero, que se valió tan solo de sus pinceles para romper el silencio en torno a nuestros hermanos.

En ello concuerdan los familiares de los Cinco, los artistas cubanos que admiran su obra y también aquellos incansables luchadores por la libertad de los Cinco como el presidente del Parlamento Cubano Ricardo Alarcón de Quesada quien resumió la esencia del espíritu de Paco:

“Para derribar ese muro de silencio hace falta luchar muy duro. Quienes lo hacen con el amor y la constancia de Paco Bernal son también héroes de nuestro tiempo. Paco es un artista verdadero y es también un ser humano imprescindible”

“Su obra y el ejemplo de su vida nos hacen a todos un poco mejores. Porque contamos con hombres como Paco Bernal, tenemos derecho al optimismo. Sabemos que otro mundo es posible. Un mundo mejor donde el amor y la solidaridad no sean patrimonio de los héroes, sino sustancia de la vida cotidiana. Juntos lo conquistaremos”.

Volver

 
http://www.libertadparaloscinco.org.es